• [ B L O G ]

  • Suscríbete gratis para recibir mis dibujos y blogs por correo electrónico.

Sígueme

« agosto 2010 | Inicio | octubre 2010 »

11 notas en septiembre 2010

El credo de un emprendedor

Soy un emprendedor. Tengo iniciativa, conocimiento y muchos pantalones-- pero no tengo dinero. Voy a tener éxito porque mi esfuerzo, foco y dedicación serán suficientes para desplazar a mi competencia, aunque ellos sí tengan dinero y mucho. No tengo miedo. Estoy muy claro con lo que quiero y estoy decidido. A la goma con la burocracia, con la arrogancia de los influyentes y con las visiones cortoplacistas. Es momento de hacer lo mío.

Pienso utilizar toda mi experiencia, conocimiento y ganas de hacer la cosas para ser una persona clave en toda mi organización. Aunque también reconozco que si contrato al mejor talento, estaré mas cerca de cumplir mis objetivos. Usaré la tecnología, Internet y los medios sociales de una manera inteligente, porque necesito ser eficiente y cuidar mis principales activos: mi tiempo y mi dinero.

Ser pequeño es mi arma secreta y no me averguenzo de ello. La velocidad con la puedo moverme de una estrategia a otra, me hace mas ágil que la competencia. No tengo nada que perder, esa es mi ventaja.

Nadie me nubla la vista y nada me cambia los planes, a menos que yo los cambie, porque los planes fueron hechos para cambiarse.

Soy paciente, hablo con la verdad y pienso estar aquí por mucho tiempo. Eso me separa de los oportunistas y de la gente que vende espejitos.

Reconozco que saber, es más importante que tener, por eso leo, aprendo y comparto mi conocimiento. Estoy mejor preparado que nunca.

Soy un vendedor, porque tarde o temprano, mi negocio dependerá de las ventas y las ventas las hago yo, no mis representantes. Venderé porque quiero resolver los problemas de mis clientes y porque estoy comprometido con eso. Mis clientes son lo más importante que tengo-- ellos pagan la colegiatura de mis hijos.

Soy un guerrero. Seré persistente, consistente y nunca me daré por vencido. Pienso invertir hasta el último respiro y hasta el último peso, en construir un nombre.

Mediré todo lo que hago y nunca engañaré con los resultados-- ni a mi equipo, ni a mi familia, ni a mi mismo. Pienso tener objetivos muy claros y seré honesto a la hora de evaluarlos. Mi tiempo y mi dinero serán mis únicos límites-- y no pienso rebasarlos.

Sobre todas las cosas, pienso disfrutar el viaje. Quiero aprender, crecer y ayudar a mi gente. Voy a vivir feliz al lado de mi familia, sabiendo que hice algo importante. Que toqué vidas, y que las cambié para siempre.

Voy a hacer lo que tenga que hacer, para hacer que las cosas sucedan. Amén.

        

Las dos razones para decirle "no" a tus ideas

Oscar me envió un mensaje resumiendo una nota que escribí hace un par de meses, acerca de la resistencia al cambio.

Dice que las dos principales razones por las cuales tu jefe te dice "no" a tus ideas, son:

  1. "Eso ya lo hizo la competencia"
  2. "Eso nadie lo ha hecho, nunca"

Y estoy de acuerdo. Lo que también es cierto, es que ninguna de las dos respuestas son útiles, comprobables, o verdaderas. Pero tienes que estar preparado para las dos.

        

Tipos de tráfico

  • Qué prefieres, un espectacular de 35mts2 en la calle más transitada de tu ciudad, o una reunión de dos horas con 300 personas interesadas en tu servicio?
  • Qué prefieres, enviar 50,000 correos electrónicos a una base de datos que compraste, o enviar tu promoción a las 15,000 personas que se inscribieron a tu newsletter?
  • Qué prefieres, tener 20,000 visitantes únicos en tu website, ó 10,000 visitantes recurrentes?
  • Qué prefieres, tener 5,000 seguidores en Twitter, ó 2,000 personas leyendo tu blog?
  • Qué prefieres, tener a 800 personas magullando la fruta de tu changarro, o a 20 personas comprando?

Necesitas más tráfico, o mejor tráfico?

        

El problema de las promesas...

La paradoja:

Si prometes muy poco, con promesas muy pequeñas, lo más seguro es que la gente te ignore. Y si prometes muy frecuente, con promesas muy grandes, lo más seguro es que nadie te crea.

La clave está, por supuesto, en el punto medio. Y en superar a todas las expectativas de tus clientes. S-i-e-m-p-r-e.

De otra forma, mejor ni prometas.

        

Causas.org te necesita

Causas.org En los momentos más difíciles de tu vida, es natural que pienses en ti primero. En tu familia, en tu trabajo, en tus deudas, y en tu bolsillo. Porque claro, al final del día, alguien tiene que pagar la renta, la comida, y la escuela de tus hijos.

El tema es que en el mundo de Internet, las cosas no funcionan de esa manera. De hecho, sucede exactamente lo opuesto.

Entre más compartes tu talento, tu arte, y tu tiempo, mayor es la cantidad de gente que apoya tus ideas, tus proyectos, y tus causas. La gente te escucha, se inclina hacia ti, se involucra, te promueve, y te ayuda a hacer la diferencia.

Causas.org es el mejor ejemplo. Desde el año 2004, Vidal Cantú y Adolfo Franco han logrado inspirar e involucrar a más de 25,000 personas que quieren ayudar con su talento, y al mismo tiempo, han desarrollado miles de micrositios para organizaciones civiles que necesitan la ayuda. El resultado? Han tocado miles de vidas, y han logrado cristalizar más de 3,000 proyectos. No por nada son finalistas de Iniciativa México.

Quieres ayudar? Regístrate en Iniciativa México, y vota por ellos. Inscríbete en Causas.org, y dona tu tiempo.

México te necesita.

[Gracias Vidal, por compartir con México tu talento, tu arte, y tu tiempo. Causas.org tiene mi voto]

        

"Todavía no, espérame tantito"

La regla de oro: Innovacion

En la etapa inicial de cualquier cambio, lo nuevo nunca será tan bueno como lo viejo. Pero si te esperas a que lo nuevo sea mejor que lo viejo para poder cambiar, el cambio será muy tarde, y habrás perdido todas las oportunidades.

Toma el caso de la música. Por muchos años, la industria de la música fue casi perfecta:

  • Promoción gratuita a través de la radio.
  • Muy pocas disqueras compitiendo en el mercado.
  • Los artistas necesitaban el financiamiento de las disqueras (gracias a los altos costos de producción).
  • Los márgenes de utilidad eran muy altos (90%?).
  • Y el formato de la música, el famoso LP, era difícil de replicar.

Poco a poco, a lo largo de 10 años, las disqueras perdieron su oportunidad (Prefieres escuchar la radio, o prefieres escuchar tu iPod? Cuando fue la última vez que compraste un CD? Dónde está Tower Records? y MTV?).

Será que los ejecutivos de la música nunca vieron venir el cambio? O será que dijeron "todavía no, espérame tantito" para seguir ordeñando la vaca?

Que yo sepa, la música del mundo entero sigue sonando. Y mejor que nunca. A poco no?

Pero... dónde están las disqueras? Y dónde quedó su distribución?

        

Principiantes, novatos, y expertos

Excelente nota de Seth Godin, acerca de la preparación que necesitas para ejecutar, y hacer que las cosas sucedan (una venta, un proyecto, un producto, o lo que sea).

Sin duda, los expertos son los que ganan los concursos, las ventas, y los que mejor ejecutan los proyectos.

Pero si eres un novato, no te esperes a tener la experiencia de un experto para hacer lo que tengas que hacer. Es preferible entregar las cosas a tiempo--aunque solo se cumpla con los requisitos básicos--a no entregar nada.

Tienes que hacer una presentación? Quieres empezar un blog? Necesitas entregar una propuesta?

Tic-tac, tic-tac...

        

100% insubordinado

Subordinado, o insubordinado. Qué es mejor?

Hacer exactamente lo que te piden, lo esperado, y lo socialmente aceptable-- o, hacer lo que te nace, lo que te inspira, y lo que te mueve el tapete?

Qué es mejor? Subordinarte por completo al sistema, a tus jefes, y a los planes cortoplacistas de tu organización-- o, hacer lo correcto, y lo que te hace sentido?

        

A veces es mejor quedarte callado...

 

Conocimiento_y_dinero

        

Las 7 (peores) maneras de pedir una disculpa

En escala de 7 a 1, donde 7 es la peor:

7.- "Puedes irte con la competencia si quieres". Gracias, eso es justo lo que pensaba hacer. Y toda la gente que conozco, hará exactamente lo mismo.

6.- "No es nuestra culpa". A no? Entonces de quién? Del gerente que acaban de correr? 

5.- "Nos apena mucho que te sientas así". Esa es tu manera de pedirme perdón? Diciendo que te da pena?

4.- "Te pedimos una disculpa, si es que hicimos algo mal"  "Si es que hicimos algo mal"? Todavía te queda la duda? Sigues sin aceptar tu responsabilidad?

3.- "Te pedimos una disculpa por lo sucedido". Ok, me gusta, pero sigues sin reconocer abiertamente que fue tu culpa. Me estás dando el avión?

2.- "Te pedimos una disculpa por haberte ocasionado este problema". Mucho mejor. Esa sí es una verdadera disculpa.

1.-"Te pedimos una disculpa por haberte ocasionado este problema, y reconocemos ampliamente nuestro error. Nuestra empresa toma muy en serio este tipo de incidentes, y estaremos revisando nuestros procesos internos para que esto no vuelva a suceder". Perfecto.

Qué tan difícil es eso?